Tag Archives: predicar la palabra

Predicar La Palabra | Cuál Es El Perfil De Un Predicador

perfil-del-predicador

Para predicar la palabra de Dios es necesario tener ciertos atributos, tanto humanos como espirituales. Muchas personas, con el correr de la historia han tenido perfiles semejantes a los de Jesús. En los siguientes artículos reflexionaremos el perfil de dos personajes que tuvieron una predicación semejante a la del Maestro.

Correo Electrónico:

Predicar La Palabra En El Ministerio Sacerdotal ¡EL GRAN DESAFIO!

predicar-la-palabra-en-el-ministerio-sacerdotal

Predicar la palabra fue la tarea principal de Jesús. ¿Quién lo duda? En consecuencia, instituyó a doce para que estuvieran con él, y enviarlos a predicar con el poder de expulsar a los demonios (Marcos 3:14).

La comunión con él sería la preparación; los signos posteriores serían credenciales para testificar el mensaje; la tarea por realizar era ¡predicar! Y cuando el Maestro quiso reducir a la forma más breve posible la misión que encomendaba a sus apóstoles, dijo simplemente: Vayan y prediquen (Marcos 16:15).

Predicar La Palabra | Cómo Definir La Predicación

que significa pedricar la palabra

Bendiciones mis estimados amigos y hermanos, gracias por visitar este portal cristiano. Mi nombre es Victor Hugo Redrován y me da mucho gusto saludarlos.

Hoy analizaremos algunos aspectos sobre la predicación, para predicar la palabra es necesario de tener un modelo a seguir, nuestro modelo de predicador es sin lugar a dudas Jesucristo. Su método es tan eficaz que su palabra todavía sigue viva y resuena en el mundo, a pesar de que Él ha predicado hace casi dos mil años. Él fue indudablemente el mayor predicador de todos los tiempos.

La predicación es un mandato y un deseo de Dios

La predicación como mandato y deseo de Dios es vital en la vida de un cristiano, estamos llamados a proclamar la buena noticia ¿Cuál es esta buena noticia?. El mensaje de Jesucristo, el Salvador y Señor es la Buena Noticia para todo aquel que quiera ser salvo. Por medio de Cristo se recibe el perdón de los pecados y la vida eterna; tanto tu como yo estamos llamados a proclamar y difundir la esperanza en Cristo Jesús a aquellos hermanos que están sumidos en la depresión, el alcohol, las drogas, el sexo, y otros vicios.