Reflexiones Católicas – La mano izquierda de Dios

manoizquierdadedios

La mano izquierda de Dios

Para conquistarnos Dios dispone de dos manos, la derecha y la izquierda, la mano derecha es clara, abierta, transparente, directa, luminosa. La mano izquierda por el contrario busca atajos, rodeos, cálculo, diplomacia. La mano izquierda de Dios no tiene prisa, si es necesario actúa a distancia y finge la voz, pero aunque izquierda no es maquiavelica ni traidora porque la mueve el amor.


Mis queridos hermanos para cada alma Dios tiene dos manos y la emplea de un modo distinto ya que todas las almas son diferentes, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha, con la derecha como a palomas blancas y ovejas dóciles Dios guiaba a Juan evangelista, a Francisco de Asís, a Juan de la Cruz, a Francisco Javier, a las dos Teresas, mansos y humildes de corazón.

En cambio para conquistar a Pedro a Pablo, Magdalena, Agustín, Ignacio de Loyola, Dios tuvo que emplear la mano izquierda. Si ante la mano derecha nos revelamos entonces entra en juego la mano izquierda que busca un disfraz y se trueca en algo inesperado, una prueba, una tragedia, un dolor.

La mano izquierda trata de ser un freno que nos detiene, quiere alzarnos del barro en que caímos, se nos mete en el pecho para ver si logra hacernos entender, por ejemplo se rompe una presa que arrasa todos mis cultivos, o tengo un descuido inexplicable en la casa y mi hijo se quemó con aceite, íbamos en coche a velocidad y nos salió inesperadamente un camión y murieron en el acto mi mujer y un hijo quedándome solo en la vida, o bien invierto todo mi dinero en un negocio y mi socio me defraudó perdiendo todo mi capital, mi hermana nunca ha tenido una enfermedad pero dicen los médicos que tiene algo incurable, nuestro hijo salió con un defecto congénito, jamás se ha abusado del alcohol y el tabaco y de pronto tengo un no sé qué en el corazón.

La mano izquierda de Dios – Nuestra reacción

Reflexiones Católicas - La mano izquierda de Dios

Reflexiones Católicas – La mano izquierda de Dios

Ante la mano izquierda de Dios que cuando actúa irrumpe casi siempre inesperada e implacable en nuestra existencia, nuestra primera reacción es un grito de rebeldía y desesperación, nos olvidamos de la presa, del coche, del cáncer, de la muerte, porque adivinamos que ellos no tienen en definitiva la culpa; presentimos a Dios como responsable de ese dolor y lógicamente nos enfrentamos a Dios, ¡le gritamos, le emplazamos, le protestamos, le exigimos, le desafiamos, le condenamos!. “Padre si fueras Padre no me tratarías así”, gritamos, nos revelamos y nos quedamos solos.

Luego más calmados vienen las primeras lágrimas acompañadas de la primera oración, “Hágase tu voluntad, hágase tu voluntad”, nos tranquilizamos y le decimos al señor que está bien lo que Él disponga, terrible, implacable, pero bendita mano izquierda de Dios.

“Señor quiero estar seguro de que si fallara conmigo tu dulcísima mano derecha, emplearías con tal de salvarme, tu decidida mano izquierda”.

Como siempre tus comentarios son bienvenidos.

Con todo mi afecto.

Hno. Victor

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

One Response to Reflexiones Católicas – La mano izquierda de Dios

  1. CELIA LOURDES OCHOA RODRIGUEZ dice:

    GRACIAS HERMOSO VIDEO; PERO MÁS HERMOSO EL MENSAJE.
    DIOS LO SIGA BENDICIENDO UN FUERTE ABRAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*