Predicar La Palabra | Porqué El Predicador Católico Debe Ser Paciente

predicar-la-palabra-paciencia-delpredicador-catolico

Habíamos dicho en el artículo anterior que los rasgos del perfil del predicador están representadas por cualidades innatas y cultivadas. Mencionamos 2 perfiles: Vivir la realidad de su pueblo y la responsabilidad.

Continuando con el perfil del predicador, veremos hoy el verdadero distintivo de aquellos que sirven a Dios, de aquellos que desean predicar la palabra de Dios. Este distintivo es la señal que separa a los Apóstoles de los que siguen las cosas del mundo (2 Corintios 12:12).

La paciencia a toda prueba es la primera señal del verdadero apóstol. La paciencia es la cualidad más importante que debe tener el predicador católico. Inclusive antes de los otros signos, o sea, los prodigios y milagros, la paciencia puede aparecer como la primera señal que confirma el ministerio del predicador, es decir, del que Dios lo constituyó para semilla del Reino.

Estamos en un mundo en el cual pocos han aprendido el arte de esperar. El mundo tiene prisa. Cada día más prisa. Estamos en la era del inmediatismo. El hombre moderno exige respuestas prontas, resultados rápidos, los cuales, debido a la prisa, pueden no llevar a nada.

Es preciso perseverar en el servicio de la predicación del evangelio con paciencia, sabiendo esperar el momento exacto de la hora de Dios. La paciencia es un requisito de la predicación. Es un don de Espíritu Santo.

Anécdota De Un Predicador Católico

Hace algún tiempo, al llegar al lugar de un encuentro durante el momento de la animación musical, verifiqué que las personas estaban con el semblante cerrado, pues el coordinador del evento, apurado con el tiempo, no había hecho una buena oración inicial. Quedé en silencio esperando lo que el Señor quería con aquello.

Aquel hermano me llamó para predicar la palabra, afanado como estaba por causa de los atrasos y contratiempos que habían ocurrido. El sonido no estaba regulado, el ambiente estaba tenso. Sabiendo que no se deben quemar etapas con las cosas de Dios, con el fin de no hacerlas de cualquier modo, no logré comenzar la predicación.

Predicar-La-Palabra-Con-Paciencia

Predicar La Palabra Con Paciencia

Era la orden del Señor que clamaba dentro de mí. Él no quería que yo me inquietara con aquella situación. El Espíritu Santo nos inspiró antes de predicar la palabra, llevar al pueblo a la oración con mucha calma, inclusive aunque perdiéramos un tiempo de la predicación. El momento para concentrarse quedó más reducido, pero el resultado fue maravilloso, y los oyentes fueron llevados a un arrepentimiento, a una necesidad enorme de volver a Dios.

Al final el coordinador reclamó que, según su punto de vista, todos querían escuchar al predicador. Yo le respondí: “Es mejor que escuchen a Dios, ¡Él tiene muchas formas de comunicarse con el hombre”. (Roberto Tanus).

El café soluble es una solución sencilla y rápida para quien está con prisa de tomarlo, pero no es el más sabroso. El café que una amiga mía preparaba de hecho era diferente. Ella poseía en su huerto algunas plantas de café, de las cuales siempre recogía los frutos. Después ella tostaba los granos en el fogón de leña y los molía dejando el polvo bien finito. Entonces juntaba aquel polvo y, con cuidado, lo colaba con agua hirviendo en una tetera de metal, usando colador de paño hecho por ella. La fragancia agradable se difundía por toda la casa. Era un
café diferente, más difícil de preparar, pero que tenía un sabor todo especial. ¡Cuan bueno era! (Roberto Tanus).

Así también son las cosas de Dios. Cuando perseveramos con paciencia, esperando las demoras de Él, sin irritarnos con los contratiempos y sinsabores. Cuando continuamos esforzándonos, no hay duda de que lo veremos actuar, aunque nos parezca que se está demorando. Así los frutos serán mejores. Lo importante, al momento de predicar la palabra de Dios, es perseverar pacientemente.

Porqué Predicar La Palabra Con Paciencia

Este es el secreto del siervo paciente: seguir de frente, continuar hasta el fin con fuerzas siempre renovadas. Sobre todo para aquellos hermanos que tienen la vocación de predicar la palabra en el ministerio sacerdotal. Cuando Jesús nos convidó par para la misión, Él no dijo que tendríamos una vida holgada, tranquila. Al contrario, veamos lo que dice (Juan 16:33).

Ante todos los problemas que pueden venir sobre nosotros, ante toda incomprensión que tengamos que llevar la palabra de la verdad, recordemos las palabras de Jesús:

“Sereis odiados por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará”. (Mateo 10:22).

Entonces para responder a la pregunta que plantea este artículo, ¿Porqué un predicador Católico debe ser paciente?: Porque como heraldos del Señor debemos entregar lo mejor a nuestros oyentes, perseverar pacientemente tanto espiritualmente como en el conocimiento retórico, a fin de entregar de la mejor forma la palabra de Dios. Si queremos predicar la palabra del Señor como siervos auténticos, tenemos que perseverar, pero con paciencia.

Bibliografía: “Formación de predicadores” Taciano Ferrreira.

Con todo afecto.

Victor Hugo.

 

Correo Electrónico:
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*