Nuestros dones y cualidades provienen de Dios

Los fariseos y maestros de la ley eran personas con un alto conocimiento de la ley, ellos se consideraban mejores que los demás precisamente por este conocimiento, tenían una practica de vida apegada a la ley, es preciso reconocer que eran personas inteligentes con grandes dones y cualidades, lamentablemente esto les hacía orgullosos y soberbios, esta actitud no le agrada a Jesús.

Es importante entonces reconocer nuestros dones y cualidades, pero siempre teniendo en cuenta que estas provienen de Dios, no de nosotros mismos, que lo que tenemos para ofrecer es un préstamo que Dios nos ha hecho y no una condición para reprobar, criticar y atacar a nuestros semejantes creyéndonos superiores a los demás.

Le comparto al detalle esta reflexión a través del siguiente audio: Nuestros dones y cualidades provienen de Dios. 

Reflexión en Audio

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Quizá también te interese:

Qué nos enseña el camino a Emaus

Qé significado tiene el primer mandamiento

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*