La Transfiguración – Manifestación de Jesús en el monte Tabor

transfiguraciondejesus-1

La transfiguracion – Tiempo de penitencia pascual

Muchos comentadores de los evangelios, desde los antiguos Padres de la Iglesia, han visto en el momento de la Transfiguración del Señor en el monte Tabor una vinculación con el otro monte, el Calvario, donde Cristo es crucificado. La incursión de la corte celestial en la primera colina de Galilea, con la manifestación de la voz poderosa del Padre en testimonio del Hijo, contrasta con la soledad del Señor en la otra colina de Judea, hundido en una agonía espantosa.

Los discípulos estuvieron desconcertados pero felices en la primera experiencia, desconcertados también pero asustados y desleales en la segunda. No les ayudó el Tabor para acompañar el Calvario, pero sí para creer luego en la Resurrección y proclamarla con la ayuda del Espíritu Santo.

La Transfiguración de Jesús

La Transfiguración de Jesús

En este tiempo de penitencia cuaresmal, cuando el instinto de la fe lleva a privarse de algunas comodidades y de exigirse un poco más en el cumplimiento de las obligaciones, se choca con la tendencia a gozar de la vida en todo lo posible, tal y como nos halaga una moda cultural que convierte el placer en un derecho y el dolor en un horror inaceptable.

Cuando Dios interviene en la vida de una persona, las cosas nunca más volverán a ser igual. Así sucede cuando Dios hace una alianza con Abrán (Génesis 15, 5-12.17-18); ya no será el mismo, será el padre de la fe al haber creído lo que el Señor le decía, será un hombre tenido por justo. Pero, además, será el padre de una descendencia incontable como las estrellas del cielo. Será el hombre que ha recibido una promesa de Dios.

También para Pablo la vida de aquellos que siguen al Señor, que viven bajo el signo de la cruz de Cristo, que son ciudadanos del cielo, es una vida transformada y transfigurada, vivida en la esperanza de alcanzar la promesa de ser transformado definitivamente en cuerpo glorioso como el suyo. Quien ha recibido el bautismo no puede ser el mismo, pues su vida está sumergida en la vida de Cristo (Filipenses 3, 17–4, 1).

El encuentro de Jesús con su Padre en la oración también es transformador, su rostro cambió de aspecto mientras oraba. Sin embargo, esa transformación no anula el misterio de la cruz, sino que más bien la asume. Jesús junto con Moisés y Elías muestran la gloria de Dios a la que estamos llamados. La mejor actitud ante el misterio de la transfiguración es hacer lo que la voz dice: escuchar al Hijo de Dios.

En la transfiguración de Jesús sus vestiduras vueltas blancas y relucientes, su rostro cambiado de aspecto por el brillo de la gloria de Dios, hablan de su señorío sobre las realidades terrenas y sobre el destino final de los justos como Moisés y Elías. El cristiano se sabe llamado a entrar en esa gloria. Sus momentos de luz y gozo le ayudan en los tiempos de dolor y aparente soledad. En eso consiste la virtud de la esperanza, engendrada por la fe.

Dejar a Dios intervenir en la vida del creyente es disponerse a ser transformado radicalmente, a vivir la transfiguración desde una nueva perspectiva, desde una promesa que motiva a invertirlo todo; desde una intimidad que, aunque anuncia la cruz y la muerte, lleva también en sí la certeza de la resurrección, de la derrota de la muerte y del pecado. Por eso, la mejor actitud será la de escuchar la voz del elegido del Padre, que nos señala el camino. No vivamos este tiempo como enemigos de la cruz; antes bien, con Jesús abracémosla y asumámosla en nuestra vida como Él lo hizo. (Cómo superar las tentaciones)

Con todo afecto.

Hno. Victor Hugo Redrován.

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

3 Responses to La Transfiguración – Manifestación de Jesús en el monte Tabor

  1. Maria dice:

    Dios permita que en mi se manifieste la transfiguración para poder vivir una vida de Paz y sea como verdadera reconsideración con Cristo y su Resplandor de luz se quede con migo . Dios los Bendiga

  2. Monica dice:

    Es muy importante hacer un buen examen de conciencia, para encontrar los detalles de amor que nos faltan con Dios, ya que el se manifiesta en nuestras vidas todos los dias con detalles llenos de amor, podemos comprometernos tambien a que nuestro cambio de vida y penitencia no solo sea en tiempo de cuaresma ya que Cristo esta todos los dias de nuestras vidas ahi, en el calvario, solo y no haceos nada por visitarlo a diario aun cuando podemos acompanarlo por un momento. regalemos nuestra compania por lo menos 15 minutos todos los dias.

  3. Maria dice:

    Padre ayúdame a ser verdaderamente guiada por el Espíritu Santo que su Luz penetre en mi y así pueda tener una verdadera Alianza con Cristo para que en esta Cuaresma pueda tener una verdadera transfiguración en fe y así poder llevar la cruz y escuchar la voz de Cristo Jesús . Padre te pido tengas piedad y misericordia de mi familia y de mi pareja bendícenos para poder vivir bajo tu luz y misericordia Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*