La Misión De Jesús Desde Su Ascensión ¿Cómo La Realizamos?

mision de jesus

El relato del Evangelio que se proclama hoy describe claramente la misión de Jesús en la tierra  (Lucas 24:46-56), también ofrece un testimonio de la Ascensión del Señor, después de haberles recordado a sus discípulos que todos los acontecimientos en torno a su pasión, muerte y resurrección, respondían al proyecto de Dios que quiere ofrecer el perdón de los pecados y la salvación a todas las personas que libremente quieran acoger el Evangelio.

Un cordial saludos mis queridos amigos y hermanos, estoy escribiendo estas palabras un domingo en donde recordamos la Ascensión de Jesús. La fiesta que celebramos hoy no es tanto la memoria de un acontecimiento, sino el inicio de una nueva etapa en la historia de la Salvación. Es aquí donde inicia la misión de Jesús en la tierra encomendada a sus discípulos. Esta es una historia que había vivido su etapa central con la encarnación de Jesús en nuestra realidad humana para transformarla, hacerla según el proyecto del Padre Dios.

la mision de jesus desde su ascension

La Misión De Jesús Desde Su Ascensión

Una historia que Jesús no había querido vivirla solo, sino acompañado por personas inconformes y soñadoras que valientemente aceptaran compartir su proyecto: hombres y mujeres comprometidos a seguirle y a continuar su misión.

La Pascua de Jesús, su paso doloroso de esta vida a la vida resucitada y gloriosa, marcaba también para los discípulos el inicio de una nueva vida: tenían que continuar la misión de Jesús, ser testigos de su proyecto, pero ya sin su presencia física y visible. No era una empresa sencilla para personas como ellos, pobres y frágiles, que necesitaban madurar su «ausencia». ¿Cuál es la misión de Jesús?, para complementar su misión Jesús les promete su Espíritu y les da su bendición.

Cuál Era La Misión De Jesús En La Tierra

El objetivo de la venida de Jesús a la Tierra nos propone ciertas interrogantes de vital importancia: ¿Por qué vino Jesús de la manera como lo hizo? ¿Cuál fue la misión de Jesús nuestro Señor al ser parte del género humano, vivir junto a nosotros y padecer en una cruz? ¿Siendo Jesús verdadero Dios por qué se rebaja, al punto de llegar a ser totalmente hombre?. Las respuestas a cada una de estas interrogantes se pueden abreviar en una sola oración: «Él vino a llamar a salir de entre todos los pueblos —a través de su Su ministerio, pasión, muerte y resurrección— a un solo pueblo, al cual llamaría Su iglesia» (Marcos 10.45)  (Lucas 19:10).

Dicho en otras palabras la misión de Jesús en el mundo es la Iglesia. Jesús no vino a escribir un un libro, ni vino a fundar una institución, ni tampoco formó una familia física. El único objetivo que su ministerio terrenal deseaba, era producir su Iglesia, el único cuerpo que Jesús dijo que edificaría, fue un cuerpo espiritual, al cual llamó «la iglesia» (Mateo 16.18).

La misión de Jesús de Nazareth durante su ministerio fue establecer la base sobre la cual se edificaría la iglesia. Podemos entonces decir que la iglesia es la única creación de la venida de Cristo a la tierra.

La Misión De Jesús Como Carácter Preparatorio

Los pasajes bíblicos en el nuevo testamento señalan que la vida y obra de Jesús, fueron una preparación para algo que vendría después. Jesús predicó el arrepentimiento ya que el el reino de los cielos se acercaba (Mateo 4:17).

Recordemos como en el Sermón del monte, les enseñó a Sus discípulos a orar así: «Venga tu reino» (Mateo 6:10). Jesús tuvo la precaución de que las personas no fueran asombradas por Sus milagros y que, como respuesta a éstos, se manifestaran por la causa de hacerlo rey terrenal de ellos.

En ningún momento permitió que las personas le dijeran cuales eran sus planes o Su agenda. Incluso cuando hacía un milagro, pedía que no se dijera a nadie (Mateo 8:4). Seleccionó a 12 apóstoles y los preparó personalmente; son los apóstoles quienes deberían continuar con la misión de Jesús, es obvio que los formó para la obra que debería realizar después de Su partida (Juan 14:19).

Podemos observar además que el ministerio terrenal de Jesús pareciera en aquel entonces estar inconcluso. Jesús cumplió su misión de acuerdo a la voluntad del Padre; pero al final de Su vida sobre la tierra, formó a los doce, los educó para que puedan esperar y responder a futuros eventos y manifestaciones luego de Su ascensión.

Jesús les dijo a los apóstoles, que el Consolador que es el Espíritu Santo les enseñará todas las cosas y además les recordará todas sus enseñanzas. (Juan 14.26). Además les dijo que cuando venga el Espíritu de verdad, los guiará en la verdad; y les hará saber todas las cosas que han de venir (Juan 16.13).

Imagenes De La Misión De Jesús

imagenes de la mision de jesus

Imagenes de la Misión de Jesús

Cuál Es Mi Responsabilidad Frente A La Misión Encomendada Por Jesús

Después de la resurrección y justo antes de la Ascensión, Jesús envió a Sus apóstoles a esperar en Jerusalén hasta que tomaran poder de lo alto. Luego de acoger el poder, ellos debían evangelizar el arrepentimiento y el perdón de pecados en todos los lugares, iniciando en Jerusalén (Lucas 24:46-49).

Estas características propias del ministerio de Jesús antes y después de Su muerte, plantean de modo convincente que Su ministerio sobre la tierra tuvo como objetivo unificar las condiciones necesarias para el establecimiento de Su Reino, la iglesia. Así vemos como el Señor les anunció el peso de Su obra terrenal (Mateo 16:18). Entonces Jesús no vino a evangelizar; vino para que hubiera un evangelio para darlo a conocer.

Nuestra responsabilidad al igual que la de los apóstoles es:

dar a conocer la buena noticia a nuestro prójimo, para de esta manera muchas ovejas perdidas puedan formar parte de su Iglesia, y así disfrutar del Reino de Dios. Debemos seguir propagando los beneficios de ser parte de la iglesia, evangelizar con una llama de amor, dando el ejemplo desde mi hogar, continuar más allá, hasta llegar a mis familiares y vecinos e incluso otros lugares más alejados.

Lo que inició en aquella «ascensión» de Jesús no es sino la realidad que toda la Iglesia está llamada a seguir viviendo: cumplir la misión de Jesús llevando adelante el proyecto del Reino, con la presencia animadora del Espíritu de Jesús. Es un camino que, personal y comunitariamente estamos comprometidos a recorrer con creatividad, sin nostalgia del pasado y con apertura valiente a lo nuevo que Dios en la historia nos indica.

Ser discípulos de Jesús nos compromete a proclamar con nuestra vida y con nuestras palabras que los cambios son posibles, en nosotros mismos, en nuestras familias, en nuestras comunidades, en nuestro mundo. Cambios que nos acerquen, poco a poco, al proyecto de amor y de vida digna para todos que Dios tiene.

En este Año de la Misericordia el reto como la misión encomendada por Jesús es el de manifestar que el «ser misericordiosos como el Padre» lo vivimos reactualizando en nuestra vida personal y comunitaria la práctica concreta de las «obras de misericordia corporales y espirituales».

Para reactualizarlas y vivirlas, el Espíritu que Jesús nos da, nos empuja a salir de nuestras comodidades egoístas y nos acompaña para que sepamos ver con cariño a los «Lázaros» que están a nuestras puertas, que golpean a nuestro corazón. ¡Esta es la Misión de Jesús! la que nos ayuda a salir de nosotros mismos con generosidad, con actitud y gestos concretos de misericordia, para que la misericordia de Dios pueda entrar en nuestro corazón y podamos ser testigos creíbles de ella.

La Misión De Jesús, Es Hoy Tu Misión – Vídeo

Comprometidos Con La Misión de Jesús

Como hemos visto mis queridos hermanos, la tarea de la Iglesia es dar a conocer ese mensaje por todos lados, motivados la gracia del Espíritu Santo.

Nosotros, creyentes de hoy, nos sentidos comprometidos con la tarea evangelizadora que el Señor Jesús confío a sus discípulos antes de regresar junto al Padre de Dios, y para ello, en nuestro bautismo, hemos recibido también la fuerza del Espíritu Santo, que nos impulsa a salir para llevar el mensaje liberador de Jesús hasta los confines últimos de la tierra. El Amar a Dios implica ser obediente a la misión encomendada por el Señor.

A continuación te comparto algunos artículos muy interesantes:

Un Mandamiento Nuevo | ¿Está Todavía Sin Estrenar? ¡Mira La Respuesta!
Jesús El Buen Pastor | Los Beneficios De Escuchar Su Voz
Si Señor Tu Sabes Que Te Quiero | Descubre Quién Dio Esta Respuesta

Camino: ¿En qué forma estamos realizando la tarea que nos toca en la misión de Jesús, que es evangelizar a toda la Iglesia?

Vida: Señor Jesús: que, después de cumplir fielmente tu misión redentora, regresaste junto al Padre Dios, renueva el don y la fuerza del Espíritu en nosotros. Amén.

Con todo afecto tu amigo y hermano:

Víctor Hugo

Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*