La Holgazanería – El Que No Quiera Trabajar Que No Coma

holgazaneria

Siguiendo la lectura en la II Carta de san Pablo a los Tesalonicenses 3, 7-12, el Apóstol nos habla de la importancia del trabajo, pero también denuncia a las personas que son improductivas y que se aprovechan de los que otros producen….

Al decir una y otra vez ¡El que no trabaje que no coma!, lo hacía pero, poniéndose el mismo como ejemplo para la comunidad, ya que, con sus propias palabras lo expresa: “Cuando estuve entre ustedes, supe ganarme la vida y no dependí de nadie para comer; antes bien, de día y de noche trabajé hasta agotarme, para no serles gravoso”.

En el libro de los Hechos de los Apóstoles (18, 1-3) se nos cuenta que Pablo se dedicaba al oficio de fabricar tiendas, las cuales eran usadas por los pastores que se desplazaban con los rebaños en búsqueda de pastos; el conocimiento de este oficio le permitió vincularse al taller que los esposos Aquila y Priscila tenían en Corinto.

San Pablo mira el trabajo como la obra creadora de Dios, la misma que nos permite satisfacer nuestras necesidades básicas y sabe que toda fatiga no proveniente del trabajo es consecuencia del pecado. Nunca podemos descartar el trabajar, aunque tengamos abundancia.

Con respecto a los holgazanes, que significa “persona ociosa que no quiere trabajar” y que por cierto han existido desde siempre, podemos describir algunos tipos de ellos como por ejemplo: Los aristócratas antiguos, que veían al trabajo como algo despreciable y perdían el tiempo en cacerías, guerras, torneos, etc.

Mientras que los campesinos trabajaban para solventar las excentricidades de estas personas; aunque, también debemos mencionar a los holgazanes, hijos inútiles de padres ricos, que no han querido estudiar, y que, a pesar de su incompetencia, aspiran a ocupar cargos directivos en las empresas que han establecido sus padres; ó, los que viven de los recursos del Estado, disfrutando de beneficios a los que no tienen derecho, pero que logran gracias a sus abogados y a las sentencias de algunos jueces; y, así las lista sería interminable, ya que encajan también los delincuentes, empleadores que no pagan el salario justo a sus empleados, personas repugnantes que viven de la explotación sexual de mujeres y niños, etc . Es decir todos ellos tienen que ver con “los que viven del trabajo de otros”.

Definitivamente no podemos aceptar el ¡PARASITISMO!, el amor al trabajo es señal de nobleza y de responsabilidad ante Dios.

Que el ejemplo y las reflexiones del apóstol Pablo, nos sirvan de motivación para llevar a cabo el trabajo diario con alegría, considerándolo, no una carga, sino como una oportunidad de crecimiento personal y de contribución al bien común.

Ayúdame a compartir esta reflexión, comparte un comentario en la parte inferior de este vídeo.

Con todo afecto.

Hno. Víctor

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

One Response to La Holgazanería – El Que No Quiera Trabajar Que No Coma

  1. celia lourdes ochoa rodriguez dice:

    QUERIDO HERMANO, RECIBA UN FUERTE ABRAZO DE AGRADECIMIENTO POR SUS REFLEXIONES.
    SIEMPRE PREOCUPADO Y OCUPADO EN MANDARNOS SUS MENSAJES
    QUIEN TIENE AMOR, DA AMOR Y NO ES EGOISTA Y ESE ES UD.
    DIOS LO BENDIGA SIEMPRE.

    SALUDOS A SU FAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*