La carrera y la corona incorruptible de un Cristiano

1 Corintios 9 24-25: ¿No saben que, en las carreras del estadio, todos corren, pero solamente uno consigue el premio? Corran de tal manera que lo logren. Los atletas se abstienen de todo con el fin de obtener una corona corruptible, mientras que nosotros aspiramos a una incorruptible.

Palabra de Dios

Esta palabra nos trae a nuestra vida una reflexión bastante profunda sobre todo a nuestra vida cristiana, en ella vemos 4 elementos principales:
En primer lugar la carrera, luego el estadio, los atletas, y la corona.
En nuestra vida terrenal tendremos muchas carreras y cada una de ellas motivados por alcanzar un premio, en la palabra que acabamos de leer este premio es una corona corruptible, y eso suena lógico ya que si te esfuerzas por ser por ejemplo un gran médico habrás conseguido tu premio el “título de médico”, pero este título estará vigente mientras estés en este mundo luego de ello no te servirá de nada, así mismo si te esfuerzas por tener bienes materiales estos te servirán mientras estés en este mundo, cuando mueras nada de estas cosas te las podrás llevar, si bien es cierto todas estas coronas que nos brinda este mundo son válidas siempre y cuando lo hayamos conseguido por nuestro trabajo y sin hacer daño a los demás también es cierto que estas coronas son temporales.

La carrera y la corona incorruptible de un cristiano

Quizá también te interese:

La genuina exaltación proviene de una vida crucificada

Cristo nuestro modelo objetivo y subjetivo

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*