El Trabajo Y El Dinero En La Familia Cristiana

Bendiciones mi estimado amigo y hermano. Recibe un cordial saludo de este humilde servidor, siguiendo con esta edificante categoría de familia renovada en Cristo, te comparto el tema de hoy: “El trabajo y el dinero en la familia cristiana”. Seguro que acrecentar los propios bienes, disfrutar de mayores posibilidades, “estar mejor” desde el punto de vista financiero, es una exigencia legítima: ninguno puede prescindir de eso.

Pero es importante tenerla bajo control: que no se convierta en el motivo primario, ni mucho menos el único que anima a una familia. La calidad de vida no se mide por los ingresos, sino más bien por el valor de las relaciones que se entablan entre las personas.

Como cristianos, ya lo sabemos desde siempre: son muy diferentes los motivos y los objetivos por los cuales vivimos. Y no hay crecimiento ni progreso auténtico, si se descuidan.

Entonces la sobriedad, el saber conformarse con lo que se tiene, no es más que una regla de sabiduría.

La Obsesión Por El Dinero En La Familia Cristiana

En 1 Timoteo 6:7-10 San Pablo nos hace recordar que cuando vinimos a este mundo lo hicimos sin nada, con nada vinimos y sin nada nos vamos, a la vez nos invita a conformarnos con el alimento y el vestido. Que la avaricia no nos atrape, pues podemos caer en tentaciones, trampas, y ambiciones que nos pueden llevar a la ruina.

Queridos hermanos mejorar nuestra posición económica es completamente válido,  pues no es pecado esforzarse por tener un mejor porvenir para tu familia, el trabajo y el dinero en el hogar es necesario para suplir las necesidades más elementales, por lo tanto los padres estamos en el deber de suplir estas necesidades a través del trabajo.

El trabajo y el dinero en la familia cristiana es una bendición cuando se lo hace con mesura, lo malo está en que el trabajo se convierta en una obsesión solo por el dinero.

Es el amor al dinero lo que lleva al hombre a la perdición, el mensaje que Dios nos quiere transmitir es que no debemos caer en la avaricia, ese deseo desenfrenado de querer poseer cada día más y más dinero, bienes materiales, que no necesitamos.

Mis queridos hermanos, que el dinero no ocupe el lugar de Dios.

En la conferencia “El poder escondido del matrimonio” te revelo como a través de la gracia dada por Dios en el sacramento del matrimonio puedes traer grandes bendiciones para toda tu familia, descubre cómo a través del poder del sacramento del matrimonio puedes desatar cualquier tipo de apego que te aleja de Dios.  Si deseas tener más información puedes dar clic aquí para los detalles.

Economía, trabajo y dinero en el hogar de hoy

Jamás el género humano tuvo a su disposición tantas riquezas, tantas posibilidades, tanto poder económico. Sin embargo, una gran parte de la humanidad sufre hambre y miseria. La sociedad pone al mercado y al dinero como centrales de la vida moderna (lugar de Dios).

Invitan al consumismo, haciendo creer que el que más tiene, más goza y más vale; por lo tanto es más feliz. Parejas que viven para trabajar, jóvenes que eligen carrera con más futuro económico y elecciones de pareja hechas con un criterio nunca confesado: La posición social del otro.

 

 

El trabajo y el dinero en la economía del hogar | Imagen

el-trabajo-yel-dinero-en-la-familia-cristiana

El trabajo y el dinero en la familia cristiana

Oración para que el dinero no ocupe el lugar de Dios

Señor, no me des pobreza ni riqueza, déjame gustar mi bocado de pan, no sea que llegue a hartarme y reniegue, es decir, que siendo pobre me dé al robo e injurie el nombre de Dios.
Señor, danos la capacidad de conformarnos.
Enséñanos a apreciar lo que tenemos y a reconocer que todo
viene de ti: es don tuyo.
Haz que deseemos y busquemos las cosas que valen y que perduran para siempre:

  • La unidad y la armonía entre nosotros.
  • La disponibilidad para comprendernos y ayudarnos.
  • El amor, que nos hace crecer y madurar como hijos tuyos.
Correo Electrónico:
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*