El Primer Mandamiento | Aquí Te Comparto Su Significado

primer-mandamiento

Hola que tal, recibe un cordial saludo. Mi nombre es Víctor Hugo Redrován y te doy la más cordial bienvenida a mi sitio Web de Reflexiones Católicas. Que gusto me da que te hayas quedado un momento visitando este portal cristiano, quiero aprovechar esta oportunidad para invitarte a suscribirte a mi boletín de reflexiones cristianas, si aún no lo has hecho da clic al siguiente enlace y regístrate:  <<Clic Aquí Para Suscribirte >>

Empecemos entonces por conocer cuál es el primer mandamiento de Dios, para ello vamos a ver lo que nos dice el evangelio de Mateo 26,39: “Padre si es posible aparta de mi este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya”. Palabra de Dios.

El Primer Mandamiento | Amor a Dios

Muchas personas piensan que el amor a Dios es cuestión de sentimientos; no hace mucho tiempo visité a un amigo que no había visto ya algunos años. El me comentaba que estaba bastante enfermo y que se había vuelto al Señor, luego me comentó que estaba asistiendo a una Iglesia no católica, le pregunté por qué se había alejado si el toda la vida era Católico, incluso se educó en un hogar católico.

El me dijo que en la Iglesia católica se sentía vacío, que cuando iba a misa no sentía nada y que en la Iglesia no católica se sentía alegre, feliz, lleno de Dios. Me comentaba que en el templo junto a otras personas cantaban, brincaban, de una manera bastante eufórica y eso le proporcionaba un sentimiento de esperanza, de vida, un sentimiento de alegría.

Primer-Mandamiento

Primer-Mandamiento

Prácticamente lo que me estaba diciendo es que en la Iglesia Católica se aburría y en la Iglesia no católica la pasaba muy bien. No es de admirarse este tipo de comentarios ya que incluso yo mismo he escuchado decir por ejemplo: “no voy a misa porque no tengo ganas”, “el cura es bastante aburrido”, “en el corazón no se manda”, “para ir a misa sin ganas es mejor no ir”, etc.

Mi amado hermano y hermana, como es posible que nosotros reduzcamos el amor a Dios un simple sentimiento, cumplir el primer mandamiento no es cuestión de sentimientos, es decir mi amigo decía que en la Iglesia católica no sentía a Dios y que en la Iglesia no católica si lo sentía, en otras palabras, el necesitaba sentirse bien para amar a Dios.

Mi amigo se sentía bien aplaudiendo, bailando, brincando, gritando, eso le producía un sentimiento de bienestar y por esa razón se alejó de la Iglesia Católica. ¡Cuidado!, no quiero que me mal interpretes, no es que esté en contra de otro credo, no es que esté en contra de alabar al Señor a través del canto, a través de ciertas expresiones de alegría. Claro que no, lo que quiero es que reflexionemos.

¿qué es lo que nos mueve a amar a Dios, el hecho de sentirnos bien, o el hecho de amarlo aún cuando no nos sintamos bien?.

El texto de Mateo dice claramente “Amarás al señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”. Como te puedes dar cuenta el primer mandamiento comienza diciendo “amarás”.

El Primer Mandamiento | Significado

Esto describe un mandato o mandamiento significa que tu y yo estamos llamados a amar, estamos llamados a cumplir el mandato, que además lo podemos hacer, porque Dios nos faculta para poderlo cumplir.

Por lo tanto el amor no es un sentimiento, al contrario, el amor es un ejercicio de la voluntad. Tú decides amar, tú decides quien es el objeto de tus afectos, para cumplir el primer mandamiento de Dios debes necesariamente ejercer la voluntad, la voluntad es un regalo de Dios, por medio del cual tu puedes decidir, obviamente asistida por la gracia de Dios..

Mi estimado hermano y hermana los sentimientos no deberían de ser el referente que conduce nuestras vidas. Si deseas ver esta reflexión en vídeo te recomiendo que te suscribas dando clic aquí.

Entonces debemos evitar que se nos meta en la cabeza esta definición equivocada del amor, no podemos definir al amor basado en emociones externas, de hecho las más excelente y mas clara demostración de amor ha venido de Dios mismo en la persona de nuestro Señor Jesucristo.

Jesús nos dio el ejemplo de cómo practicar el primer mandamiento, pues Él sabía anticipadamente que tenia que pasar por la pasión, Jesús sabía que tenía que morir en la cruz para la redención de la humanidad, la pregunta es ¿crees que Jesús humanamente estaba con ganas de cumplir esta misión?, ¿crees que Jesús tenía ganas de pasar por todo este sufrimiento?. La respuesta es NO, recordemos las palabras del Señor en el evangelio de Mateo 26,39 cuando dice: “Padre si es posible aparta de mi este cáliz, pero no se haga mi voluntad sino la tuya”. ¡Eso es amor!, Él ejerció su voluntad por amor, por amor a su padre, por amor a ti y a mi.

Mi objetivo entonces en el nombre de Dios es que hagas conciencia sobre cómo estás llevando a la práctica el primer mandamiento.

Sobre cómo estás amando a Dios.  Estamos llamados a amar a Dios con toda nuestra alma, con toda nuestra mente, y con todo nuestro corazón; eso significa que debemos amarlo aún cuando estemos pasando por adversidades.

Si tu condicionas el amor a Dios solo porque te sientes bien, eso en realidad no es amor, es fácil amar a Dios cuando todo nos sale bien, es fácil amar a Dios cuando eres sugestionado por emociones externas, pero que pasa cuando le pides algo a Dios y Dios no te lo da, ya que él mejor que nadie sabe lo que te conviene. Te pregunto ¿dejarías de amarlo?, ¿hasta ahí llegaría tu amor?. ¿Estamos realmente cumpliendo con el primer mandamiento de Dios?.

Clic aquí para ver la segunda parte de esta maravillosa enseñanza.

 

Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

One Response to El Primer Mandamiento | Aquí Te Comparto Su Significado

  1. Andrés Villao dice:

    Dios nos enseña como debemos amarlo con toda nuestra alma, con todo nuestro corazón, con toda nuestras fuerzas, aún cuando estemos en adversidades nuestra respuesta será de amor, asimismo debemos amar a nuestro prójimo porque es cristo que vive en él, cuando amamos a nuestro prójimo estamos amando a Dios mismo. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*