Dios es un Padre que ¡NO se decepciona!

“No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma” Mt 10,28.  Hoy hablar de ese abandono del camino de Jesús quizás nos sea familiar en este mundo en el cual nos toca vivir, un mundo secularizado, un mundo quizás materializado, un mundo quizás confundido, un mundo quizás en el cual se haya perdido todas las esperanzas, perdida de lo trascendental, aun mas, casi hasta podríamos decir que puede llegar haber perdida hasta del sentido común y lo que quizás sea mas grave en nuestra época contemporánea, pérdida del sentido de la ofensa a Dios.

Pero a pesar de todas las sombras, la luz es mayor porque es Cristo, es Dios y estamos prácticamente en las vísperas de la celebración del gran acontecimiento de la historia, digo “gran” el cual se canta el día de pascua de resurrección “feliz culpa que nos mereció tal redentor” ya que casi fue más maravillosa la obra de la redención que la misma creación según algunas reflexiones de autores espirituales.

Pero llega navidad, llega ese día tan hermoso, tan lleno de luz para nosotros, tan lleno de esperanza para nosotros y no debemos de tener miedo a las persecuciones que podamos sufrir por causa del hijo del hombre.

Voy a transcribir un pensamiento del Arzobispo de Buenos Aires Cardenal Jorge Bergoglio, que llamó a los católicos “a no tener miedo de las persecuciones” durante la homilía de la misa de Gallo del año 2005 dijo que:

Dios es un padre que no se decepciona nunca….. llamó hoy a la esperanza que no decepciona, y pidió a los católicos que no les tuvieran miedo a las persecuciones.

Esta noche de efusión de luz en medio de las tinieblas nos dice que Dios es Padre y no se decepciona nunca. Las tinieblas del pecado y de la corrupción de siglos no le bastan para decepcionarlo”, explicó.

Tras aclarar que el anuncio del nacimiento no es un aviso en notas sociales, puntualizó: “Se trata de un anuncio que toca el núcleo mismo de la historia y pone en marcha otro modo de andar, otro modo de comprender, otro modo de existir: andar, comprender, y existir junto a «Dios con nosotros»”.

Corazón de padre. “El anuncio de esta noche es que Dios tiene corazón de padre y no reniega de sus ilusiones para con sus hijos. Espera siempre como el padre de la parábola, porque a cada momento sube a la terraza de la historia para vislumbrar de lejos el regreso de los hijos”.

“Esta noche, en medio de la quietud y silencio de ese pequeño resto de justos, los hijos comienzan a regresar y lo hacen en el Hijo que aceptó ser hermano para acompañarlos en el camino”, aseguró.

Bergoglio sostuvo que “el reino de la apariencia, el autosuficiente y fugaz, el reino del pecado y la corrupción; las guerras y el odio de siglos y de hoy se estrellan en la mansedumbre de esta noche silenciosa, en la ternura de un niño que concentra en sí todo el amor, toda la paciencia de Dios que no se otorga a sí mismo el derecho de decepcionarse“.

Dios no se decepciona. “Esto es lo que quisiera compartir hoy en la paz de esta noche santa: nuestro Dios es Padre, no se decepciona. Espera hasta el final”, reiteró

“No tengan miedo”. dijo, parafraseando el Evangelio: “Como los ángeles a los pastores quisiera decirles hoy: «No tengan miedo». No le tengan miedo a nadie. Dejen que vengan las lluvias, los terremotos, los vientos, la corrupción, las persecuciones al resto de los justos”.

“No tengan miedo siempre que nuestra casa esté cimentada sobre la roca de esta convicción: el Padre aguarda, tiene paciencia, nos ama, nos manda a su Hijo para que camine con nosotros; no tengan miedo mientras estemos cimentados sobre la convicción de que nuestro Dios no se decepciona y nos espera”, concluyó.

Dios no se decepciona:  Testimonio de varios Obispos:

  • El cardenal Antonio María Rouco Varela, durante un encuentro del movimiento Regnum Christi y de la Legión de Cristo, celebrado en la Universidad Francisco de Vitoria de Pozuelo de Alarcón: ‘En Europa estamos asistiendo a una crisis de fe gigantesca, a una apostasía silenciosa de la fe que se da en todos los países europeos con mayor o menor intensidad’.
  • Mons. José Gea Escolano quien declaró que “la Iglesia no puede callarse y ante la degradación moral que el gobierno proyecta para la legislación española en temas como la equiparación de las uniones homosexuales al matrimonio. Somos conscientes que a veces molestamos al hablar, por lo que algunos políticos nos piden que callemos, pero una Iglesia que no hable cuando esto sucede ¿para qué sirve? Porque la Iglesia debe orientar a sus fieles en cuestiones que tocan la fe y la moral”.

R.P. Florencio Gerry IVE
Guayaquil – Ecuador

Quizá también te interese:

Qué significado tiene el primer mandamiento

Nuestra Fe crece por medio del conocimiento de Dios

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*