Como Ser Humilde De Corazón | ¡Lo Nunca Antes Contado!

como-ser-humilde

Saludos amados hermanos, que gusto me da saludarlos una vez más. Gracias al Señor siguiendo adelante, mi nombre es Víctor Hugo Redrován, y los invito a reflexionar sobre la humildad. El título de este post es el siguiente: Cómo ser humildes de corazón. Empiezo por decir que todos estamos llamados a la santidad, a vivir y practicar virtudes que nos hagan crecer como cristianos, e hombre santo es ante todo un hombre humilde.

Ser humilde y sencillo | Significado de humildad

La humildad tiene que ver con el reconocer que soy un hombre, una mujer con defectos y cualidades. Estar ceñido a la verdad, reconocer que no soy más que una criatura de Dios, imperfecta, necesitada, que como condición humana es probable que caiga eventualmente en pecado.

Por otro lado ser humilde significa además reconocer que soy criatura amada infinitamente por Dios, vivir convencido que he sido redimido por Jesucristo nuestro Señor y que por tal razón estoy llamado a dar frutos en mi vida.

La humildad viene de la raíz latina “humus”, e humus es la parte fértil de la tierra, por lo tanto la esencia de la humildad de corazón tiene que ver que soy una criatura que aún con defectos estoy llamado a dar frutos.
Cuando amo sin esperar nada a cambio estoy dando frutos, cuando soy solidario con mi prójimo, estoy dando frutos, cuando practico las obras de misericordia estoy dando frutos.

Ser humilde de corazón no tiene nada que ver con la pobreza, cuando alguien está descalzo por la calle muchos dicen: “esa persona es de condición humilde”, ¡esto no es verdad!, es lamentable pero aún las personas pobres en el sentido material pueden ser muy orgullosas.

Ser humilde es vivir sin preocuparse por recibir aprecio, fama, poder. La persona humilde no le importa lo que los demás piensen, solo le importa lo que Dios pueda pensar de él.

Cómo ser humilde de corazón según la Biblia

De acuerdo a la palabra escrita de Dios la humildad es lo contrario al orgullo y la sobervia, son variados los textos que nos invitan a practicar este don. 1 Pedro 5:5

Dios nos manifiesta siempre que cuando eres humilde, estás libre de orgullo y arrogancia. Eres consciente que en tú humanidad existe la tendencia al pecado, pero así también sabemos que en Cristo todo es posible. Incluso sembrar la humildad y la mansedumbre.

La humildad divina es sentirte alegre de lo que eres en el Señor y por lo tanto a colocar al prójimo en primer lugar. El sentido de humildad según la biblia es tener la capacidad de  amar a otros, no siendo débil. Filipenses 2:3.

A qué se asemeja la mansedumbre y la humildad de Jesús

La humildad y mansedumbre de Jesús tienen connotaciones similares. Por la mansedumbre Jesús muere por amor, dejando su Corazón abierto, para que tu yo entremos a recibir su Vida. Su humildad de corazón hace ver la debilidad de Dios, y además su infinita misericordia. Es precisamente esta la característica amorosa sin límites que podamos vivir confiados, pues reconocemos que siempre el saldrá fiador y garante de nuestra debilidad.

Cómo ser humilde de corazón | Cómo lograrlo

Para empezar a practicar la humildad, debo conocerme a mí mismo, mirando a Dios y no a los hombres. Debo reconocer que soy pequeño ante la grandeza de Dios. Estar consciente que VALGO no por mí mismo, sino porque soy hijo de Dios, porque soy su creación.

Tener claro que cualquier cualidad que posea, las tengo porque se las debo solamente a Dios. Si vivo abrazando esta idea en mí corazón, no puede caber en mi alma: el orgullo, la soberbia, el amor propio.

¿Cómo ser humilde de corazón? Teniendo en cuenta que mis defectos, son porque la naturaleza humana es imperfecta. Tanto tú y yo tenemos nuestros defectos. Lo importante aquí es aceptarlos e ir trabajando poco a poco por superarlos.

como ser humilde de corazón

Cómo ser humilde de corazón

Mi estimado amigo y hermano, demos tener claro que la humildad según la Biblia: nos invita a vivir practicando la amabilidad, nos invita a ser pacientes y tolerantes unos con otros en amor. (Efesios 4,2)

Precisamente de esto se trata, el primer mandamiento que nos dio nuestro Señor, es amarlo a Él y amar a nuestro prójimo, esta es la humildad, el servicio a los demás. Recordemos que la humildad tiene que ver con dar frutos a través del servicio.

La SANTIDAD consiste precisamente en obtener provecho de las cualidades que Dios me ha dado para hacer SU VOLUNTAD, para vivir haciendo el bien y en trabajar arduamente en mis defectos que es el obstáculo para lograr esto.

La falsa humildad

Es posible que en alguna ocasión hallamos aparentado ser humildes, buscamos el puesto, hablamos abiertamente de nuestros defectos, agachamos la cabeza… pero interiormente nos creemos mucho:
No le damos la razón a nuestro prójimo, creemos que siempre estamos en lo correcto, estamos dispuestos a hacer nuestra voluntad, no reconocemos el consejo de un amigo, ni la censura de un superior.
Aparentamos ser humildes y sencillos, pero en nuestra vida interior siempre nos creemos más que los demás. A esto le llamamos la falsa humildad.

Nos planteamos la siguiente interrogante ¿Cómo ser humilde de corazón?, mira qué fácil es entender esto, ser humilde no significa desconocer nuestras cualidades, ¿por supuesto que tu y yo tenemos cualidades!, pero obviamente las tenemos por gracia de Dios y no por mérito propio. En nuestras manos está el incrementarlas y usarlas para bien.

Por otro lado es relevante reflexionar que ser humilde tampoco significa conformarse con los defectos y decir por ejemplo: ” como tengo muchos defectos y estoy consciente de ellos, así me quedaré”.

La verdadera humildad

La verdadera humildad es reconocer genuinamente todos mis defectos y virtudes, y luego ponerlos en las manos de Dios y que yo por mis propias fuerzas soy incapaz de superarlos, con la ayuda de Dios puedo servir con mis cualidades y corregir mis defectos para de esta manera cumplir con la VOLUNTAD DE DIOS EN MI VIDA.

La humildad según la Biblia nos dice claramente que el orgullo viene humillación; pero con la verdadera humildad, viene la sabiduría.

Cómo ser humilde | Medios para lograrlo

El único medio para lograr ser humilde de corazón es CRISTO, debemos contemplar a Cristo humilde. Él, siendo el unigénito, siempre fue humilde y sencillo, desde su nacimiento, en su vida, hasta su pasión y muerte, nunca se jactó de sus cualidades y poder. Él mismo nos dijo: “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón”.

Con todo afecto:

Tu amigo y hermano, Víctor Hugo.

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

One Response to Como Ser Humilde De Corazón | ¡Lo Nunca Antes Contado!

  1. William dice:

    que buen tema bendiciones hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*