¿Realmente los Católicos son Idólatras?

Es muy común escuchar que a los católicos se nos tilde de idólatras, en realidad no busco confrontación alguna con los hermanos separados o con aquellos que se mofan de la doctrina social de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, se nos ha dicho además que somos seguidores de una falsa doctrina e incluso se nos censura la circunstancia de creer y practicar los sacramentos, que el propio Jesucristo instituyó. Hasta la necedad hemos refutado la imputación de idólatras con la cual se nos ha querido marginar, aislar y hasta acusar de falsos seguidores de Jesucristo, de su iglesia, de su doctrina.

En el siguiente texto compartiré argumentos contundentes, claros y precisos que evidencian que no practicamos la idolatría ni mucho menos que tengamos una incongruencia con la profesión de fe cristiana y con la Santa Biblia.

Los católicos somos tildados de idólatras por el hecho de tener imágenes esculpidas, las cuales según ellos estarían prohibidas por la Biblia. Fundamentan su juicio en la interpretación que dan a textos como el Éxodo 20, 4-5 (o pasajes similares) donde dice:

“No te harás escultura e imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra. No te postres ante ellas ni le darás culto, soy un Dios celoso”.

Ellos sostienen que tales palabras contienen una prohibición absoluta de tener cualquier imagen, y como los católicos las tenemos, entonces actuamos contra la Biblia; y lo que es más, por el solo hecho de tenerlas concluyen que nosotros la adoramos.

Respuesta:

Al leer Éxodo 20, 4-5 surge de inmediato la inquietud, no obstante, la Iglesia católica (conforme a la Biblia) enseña que tales palabras no prohíbe elaborar imágenes de una manera absoluta …… ¿Por qué?.

Porque si aplicáramos esta interpretación hallaríamos que Dios se contradice cuando de un lado prohíbe confeccionar imágenes y por otro lado manda a Moisés a elaborarlas:

Éxodo 25,18 “Harás además, dos querubines de oro macizo, los harás en los dos extremos del propiciatorio”.

En Números 21,8-9 vemos que Dios incluso se vale de imágenes para llevar a cabo milagros:

“Y dijo Yahvé a Moisés: hazte un abrasador y ponlo sobre un mástil, todo el que haya sido mordido, y lo mire vivirá”, hizo Moisés una serpiente de bronce y la puso en un mástil. Y si una serpiente mordía a un hombre y este miraba la serpiente de bronce, quedaba con vida…

La Biblia no se puede contradecir, pero entonces, ¿Cómo explicamos el pasaje de Éxodo 20, 4-5?. La solución a este aparente dilema la encontramos si investigamos en que sentido Dios prohibió hacer imágenes. Las escrituras prohíbe es hacer imágenes que sean ídolos o falsos Dioses, no cualquier tipo de imagen, de hecho si leemos el verso anterior Éxodo 20,4 encontramos:

“No habrá para ti otros Dioses delante de mi” Éxodo 20,3

Sentido de la prohibición

Esto nos aclara que Dios prohíbe es hacer imágenes para adorarlas, creyendo que son Dioses o ídolos. Como los católicos no creemos que las imágenes sean Dioses, esta prohibición de Éxodo 20, 4-5 no se puede aplicar a nosotros.

El pueblo Israelita vivía rodeado de pueblos que en aquella época eran paganos, como los egipcios y fenicios. Estos pueblos en verdad eran idólatras y pensaban que las imágenes eran verdaderos Dioses. Ante la posibilidad de que el pueblo de Israel les imitara en idolatría, se les dio la prohibición de Éxodo 20, 4-5.

Ahora bien todo católico bien instruido sabe que existe una clara diferencia entre un ídolo pagano y una imagen cristiana. Los ídolos paganos eran adorados como si por su propia naturaleza estuvieran dotados de propiedades divinas; en cambio las imágenes cristianas son veneradas por los católicos no por lo que son, sino por lo que representan.

Diferencia entre Venerar y Adorar

ADORAR, es reconocer un ser como divino y como nuestro creador, al que le debemos la vida, es rendir culto a la divinidad y a todo lo que tiene que ver directamente con ella.. Lo que no es Dios no puede ser objeto de adoración. Sería idolatría.

Los católicos solo adoramos a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

VENERAR, en cambio, significa honrar, recordar con cariño, respeto, rendir culto humano y religiosos a una persona o cosa que merece semejante distinción por su heroísmo, mérito, virtudes, etc. Esto es lo que hacemos con los santos y con Dios, incluso a través de las imágenes que los representan.

El ejemplo de la fotografía

Cuando vemos la foto de un ser querido y la besamos, no pretendemos dar ese beso al papel, sino a la persona representada en la foto. Así mismo, cuando un católico se arrodilla o besa una imagen cristiana, lo hace porque está venerando a quien esa imagen representa, a María o algún santo, o porque está dando culto a Dios (Josué 7,6)

Nunca la Iglesia católica ha enseñado a adorar imágenes, ni obliga a nadie a que las utilice en su devoción privada. Si alguna persona ¡IGNORANTE! cree que una imagen de hecho es divina, o que tiene algún poder especial por ella misma, o tiene su religiosidad centrada en esa imagen, no está actuando conforme a lo que la Iglesia enseña y es nuestro deber corregirla.

Los verdaderos ídolos

Hay quienes, por ir en contra de los católicos, critican la supuesta “adoración de imágenes”. Pero pierden de vista que en nuestro tiempo los hombres se fabrican ídolos que no tienen nada que ver con inocentes imágenes religiosas. Por ejemplo: los artistas, los cristales de cuarzo, un equipo de fútbol, el dinero, el sexo, las drogas, etc. ¡Éstos son los verdaderos ídolos que debemos erradicar de entre el pueblo de Dios!

Es curioso que haya personas dispuestas a criticar las imágenes religiosas, y que, no obstante, no critican cuando se confeccionan imágenes de próceres nacionales, héroes de guerra, presidentes, etc. ¡Ni tampoco cuestionan cuando se les rinde homenaje a estas personas a través de sus imágenes!

Más pruebas Bíblicas a favor de las imágenes

Otros hechos que aprueben el uso de imágenes son los siguientes:

El templo Judío. La Biblia dice que el Rey Salomón embelleció el templo de Dios con imágenes:

“Esculpió todo entorno los muros de la casa (templo) con grabados de escultura de querubines, palmeras, capullos abiertos, al interior y exterior…” (1Reyes 6,29; ver también 1Reyes 7,29)

Y ¿cuál fue la reacción de Dios ante esta acción de Salomón? Afortunadamente tenemos en la Biblia la palabra de Yahvé:

“He escuchado la plegaria y la súplica que has dirigido delante de mí. He santificado esta casa que me has construido para poner en ella mi nombre para siempre; mis ojos y mi corazón están en ella siempre” (1Reyes 9,3)

La nueva Jerusalén. En Apocalipsis 21, 10-12 se nos dice que en la puerta de la Nueva Jerusalén habrá 12 ángeles grabados (esculpidos).

Imágenes celestiales. Moisés hizo una escultura de un candelabro celestial que Dios le mostró (Números 8,4)

Los primeros Cristianos

Un testimonio de tiempos apostólicos: En catacumbas romanas, donde se reunían y enterraban los primeros cristianos, hay imágenes de Jesús, María, de santos, de animales, etc. Lo que nos indica que los cristianos, desde el tiempo de los apóstoles, hemos utilizado las imágenes religiosas como una ayuda para intensificar nuestra devoción y amor a quienes representan.

Finalmente téngase en cuenta que las imágenes a través de la historia han servido para catequizar a las personas analfabetas. Las imágenes son para ellos como libros abiertos que les describen el contenido de los textos bíblicos. Sí, ¡la Iglesia fue la pionera en el uso del método audiovisual!

CONCUSIONES

– Los católicos tenemos imágenes pero no las adoramos.
– La Biblia si aprueba tener imágenes religiosas.
– Lo que la escritura prohíbe es hacer imágenes que sean ídolos o falsos   dioses, no cualquier tipo de imagen.

Atte. Victor Hugo Redrován

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

6 Responses to ¿Realmente los Católicos son Idólatras?

  1. carlos castro dice:

    Cierto es que Di_s al encargar hacer la serpiente a Moisés, el pueblo de Israel, trastocó los fines mismos del mandamiento y distorcionó el sentido mismo de la escultura convirtiéndola en ídolo al otribuirle fin en sí misma a la materia, mas icluso le pusieron nombre propio, esto último desnaturalizó la razón por la que Di_s encargó cual cosa que constituía en un medio para alcanzar un fin y en cambio le atribuyó un fin en si misma a la escultura convirtiéndola en ídolo cosa abominable que motivó su justa destrucción.

  2. carlos castro dice:

    Es importante en consecuencia tener la sabiduría necesaria para distinguir que no son delgados los límites entre la adoracion de ídilos y la veneración de imágenes, pues éstos últimos componen no más otra cosa que una imagen o representación que nos acerca a lo que queremos adorar, Di_s mismo consagra las imágenes como símbolos a través de los cuales nos recuerdan en la imaginación a donde propendemos orar, tan es así que el Tabernáculo de la Alianza donde se esculpieron a martillo dos querubines de oro macizo por orden de Di_s, no tiene un fin en sí mismo, es decir no tiene un propósito de adoración per se, sino que constituye un medio a como imagen trastoca nuestra imaginación hacia la excelsitud a donde queremos propender nuestras oraciones.

  3. juan pablo ramon dice:

    hola victor hugo e leido este capitulo de las adoraciones y me siento muy orgulloso de tener un familiar inteligente como tu.
    Espero que sigas a delante y te deseo lo mejor que esta vida terrenal nos tiene dedicada a cada uno de nosostro.
    muchos saludos a mis tios y primos

  4. Terrasi dice:

    Cuenta la historia completa o se te olvido que la serpiente fue destruida porque la idolatraron!!!

    ¿Qué descubrió Ezequías en su misión contra la idolatría del reino norteño? Que Samaria estaba idolatrando la serpiente de bronce que había hecho Moisés y que había servido para un caso concreto y un tiempo señalado.

    Hasta le dieron nombre a la serpiente de bronce, le llamaban NEHUSTAN (2 Reyes 18:4) Le quemaban incienso a dicha serpiente de bronce en el santuario que habían hecho en una colina. Esto resultaba muy irónico, la serpiente de bronce que en un tiempo había sido un instrumento para el bienestar del pueblo, ahora era un objeto de idolatría que alejaba a los israelitas del Elohim verdadero.

    Lo que antes había sido un instrumento para la misión divina, ahora se había convertido en un estorbo.

    ¿Qué actitud debía tomar Ezequías? Tomó una decisión tal vez drástica para los israelitas pero correcta ante los ojos del Altísimo, destruyó la serpiente de bronce (2 Reyes 18:4).

    2Re 18:4 Él quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y destruyó las imágenes de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y le llamó por nombre Nehustán.

    • Victor Hugo dice:

      Lo que usted manifiesta es correcto, la acción de Ezequías fue porque el pueblo se volvió idólatra, la idolatría es lo que va en contra de la economía divina, las imágenes en sí no son malas sino Dios no hubiera mandado hacer la serpiente a Moisés, Dios no se contradice, es el hombre que se equivoca, los católicos no adoramos imágenes las veneramos por lo que representan, adorar y venerar son 2 cosas distintas, claro que hay personas que por desconocimiento e ignorancia tienen costumbres devocionales que dan la idea de idolatría, pero para eso estamos, para enseñar en el espíritu a los hermanos que eso no es correcto ante los ojos de Dios. Hay que considerar que en el mundo que nos rodea hay idolos que no necesariamente son imágenes, el dinero, el sexo, la droga, son ídolos que no tienen características de imágenes físicas, pero que también van en contra del prpósito eterno de Dios, en fin mi lema es “IMAGENES SI, IDOLOS NO”.

      Le agradezco su comentario, y le deseo que el Señor lo bendiga abundantemente.
      Victor Hugo Redrován.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*