¿Por qué los evangélicos son hermanos separados?

Nuestro Señor Jesucristo fundó una sola Iglesia, la cabeza tiene un solo cuerpo y ese cuerpo tiene que estar unido y funcionando en plena coordinación, no pueden haber hermanos separados, en el evangelio de Juan 6,16 dice: “Pero tengo otras ovejas que no están en este rebaño; también a éstas tengo que atraerlas, para que escuchen mi voz. Entonces se formará un rebaño único, bajo la guía de un solo pastor”.

Existen estadísticas en donde se manifiesta que hay 38.000 denominaciones cristianas, es decir miles de hermanos separados, estas denominaciones se habrían formado después de la reforma, y todas ellas afirmando que estaban inspiradas por el Espíritu Santo, es muy claro que esto atenta con el mandato de nuestro Señor Jesucristo, esta situación configura un pecado ya que contradice lo que manifiesta nuestro Señor en el evangelio de Juan 6,16.

Entonces el ideal de unificación de los cristianos es este, un solo cuerpo, una sola cabeza; los hermanos evangélicos que están fuera de la comunión de la Iglesia católica tienen elementos de verdad que los constituyen hermanos nuestros, por eso le llamamos hermanos separados, son hermanos nuestros aunque separados porque comparten elementos de la verdad católica como por ejemplo la fe en Jesucristo, el santo bautismo(aunque con diferente criterio), el amor y el apego a la palabra de Dios y la observancia de buenas obras también.

Entonces nuestra Iglesia reconoce que ciertamente hay elementos de gracia divina en los hermanos evangélicos, ahora bien el problema está en que si te conformas con tener parte de la verdad, elementos de verdad, o si amas a Jesucristo lo suficiente para querer entrar en comunión, no con parte de la verdad, no con algunos elementos de gracia, sino con toda la verdad, con toda la doctrina y el poder que Cristo dejó como depósito a la única Iglesia que fundó. Aquí es donde está el problema realmente ¿Cuánto amamos al Señor? lo queremos todo o nos conformamos con parte de la verdad, parte de la doctrina, parte del poder, si tu amas al Señor verdaderamente tú lo querrás todo, no te quedarás con las sensaciones, con las experiencias individuales, con los sentimientos, con la música estruendosa, todo eso puede ser bueno, pero si realmente estas enamorado del Señor ¡tú lo quieres todo!.

A continuación les comparto el video del hermano Fernando Casanova.

boletin-de-predicas
Ayúdame a difundir este mensaje, compártelo.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*